¿Cómo generar empatía en nuestro hijos y no morir en el intento?

EMPATIA EN LOS NIÑOS LUCY MARTINEZ ESPECIALISTA EN NINOS Y ADOLESCENTES

La empatía es uno de los valores más importantes que hoy en día nuestros niños y adolescentes necesitan aprender.

La empatía es la habilidad que va ayudar a poner unas barreras para no ser lastimados y si de verdad alguna vez te has preguntado ¿por qué mi hijo parece no tener corazón? ¿no le importa lo que está pasando?, si tú te has visto haciéndote estas preguntas seguramente es importante empezar a trabajar con ellos la empatía.

Voy a compartirte un ejercicio que te ayudará a potencializar o generar ese valor tan importante que no debemos de olvidar los padres.

 

emociones-basicas-ninos-lucy-martinez

Antes que nada quiero comentar que la empatía viene y surge de las emociones. Todos los niños nacen ya con emociones, sin embargo, no saben administrarlas, a manera de ejemplo, no por el hecho de que tú ya cuentes con una máquina, significa que ya sabes cómo utilizarla.
Nosotros como papás tenemos que aprender o tenemos que enseñarles a nuestros hijos a administrar esas emociones.

La empatía empieza a surgir a través de generar en nuestros hijos el AGRADECIMIENTO

El agradecimiento es la antesala de la empatía, ya que yo no me puedo poner en el lugar del otro si no soy capaz de agradecer todo lo que está alrededor de mí; primero tengo que empezar por agradecer mi vida, mis manos, mis pies, que estoy respirando, para que entonces me pueda poner en el lugar del otro.

Si tu hijo no ha desarrollado el agradecimiento, ya porque sea porque se  te olvida, o porque damos por hecho que ellos harán las cosas, entonces jamás generas la situación donde un niño agradezca y diga “esto fue muy bueno el día de hoy, estoy agradecido”, y por ende se dificulta generar la empatía. continuando.

La gratitud ayuda al niño a observar que efectivamente tiene mucho que agradecer. Dice Daniel Goleman, quien ha desarrollado y trabajado en Inteligencia Emocional, que cuando alguien permanece en la gratitud jamás va estar en depresión e incluso con trastornos psiquiátricos. Si tú le empiezas a fomentar eso a tu hijo posteriormente puedes empezar a trabajar la empatía.

En la actualidad nos han vendido la idea de  que primero tienes que salvar al otro y luego salvarte tú.
Eso lo proyectamos a lo largo de la vida como el ejemplo de una persona que dice amar a otros pero no ha aprendido a amarse, posiblemente está mintiendo.
Lo mismo que si nosotros dijéramos que una persona es muy social, es muy amable, ayuda a todo el mundo, siempre está pensando en el otro, pero jamás plantea ayudarse a sí mismo, probablemente está fingiendo.

Son tres acciones que te van a llevar a generar empatía en tu hijo o hija. 

¿Cómo puedes generar que tus hijos experimenten empatía?

  • Fomenta la GRATITUD

    Yo lo trabajo de la siguiente manera; tengo una cajita con mi hija o con mis pacientes que le llamamos “la caja de la gratitud” y ya sea en la mañana o por la noche ponemos una nota de agradecimiento a lo que hoy vivimos; no te voy a mentir al principio cuesta trabajo pero conforme pasa el tiempo se vuelve un ritual que le permite al niño o a la niña incluir la palabra de la gratitud en su vocabulario. Decir “gracias” eleva más que el “pedir”, y le vas enseñando a tu hijo o a tu hija que todo le puede llegar y que incluso ya está hecho desde la gratitud.

  • Nada es personal. Piensa en positivo de la otra persona

    Es probable que lleguen momentos en la vida donde tu hijo dice “yo no quiero pedir por el niño que me hizo hoy muecas”
    Es importante enseñarle a preguntarse ¿Qué estará viviendo ese niño en su casa?, ¿qué crees que le hace falta?
    Quitarle la idea al niño o la niña de que todo lo que la otra persona hace es para lastimarlo(a) como si todo es todo giraba alrededor de él/ella, le ayudará a darse cuenta que puede ser que la mamá de ese niño lo regañó antes de ir a la escuela o que está pasando una situación difícil en su familia y por eso hoy actuó de la forma en que actuó.

  • Ayudar a otros

    Retomando el caso concreto del niño que “me molesta”, una acción para ayudarlo podría ser que al día siguiente tu hijo(a) le llevará un dibujo y decirle que está bien, expresar su acompañamiento y verás lo que pasa al experimentarlo. 


Mostrar cómo puedo colaborar para que todos los que estén a mi alrededor se sientan bien, para hacerlo la única puerta es siendo empático y pensar que las otras personas también tienen problemas. Acuérdate la regla: si yo no soy capaz de ver en mí, ni de ser compasivo o empático primero conmigo, no puedo verlo en los demás.

Lucy Martínez – Especialista en Niños y Adolescentes


Recuerda que que primero debes enseñarle a tu hijo a dar gracias.
Gracias por mí, por lo que está pasando a mi alrededor, todo lo interno. Dos; ponerse en los pies del otro, decir pido por, agradezco por, en concreto agradecer lo que está de manera externa; y finalmente tres; hacer una acción que contrarresta la situación que el otro estaba viviendo.

 

Video: ¿Cómo generar empatía en nuestros hijos? – Lucy Martínez

Lucy Martínez

Aprendiz por excelencia, especialista en niños, adolescentes y padres en evolución. Con una experiencia clínica de más de 18 años.
Productora y Conductora del programa Educación que se disfruta. Fundadora y Directora General del Centro de Atención Psicológica para niños y adolescentes: Lumiplay. Mi principal misión es: conectar el alma de los niños con sus padres.


Conoce más y sigue aprendiendo:


Seguro querrás leer también:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar